father with kids silhouettes having fun at sunset beach

Cuando la profe dijo en el curso de formación que su clase favorita era la de yoga en familia, dudé por un segundo. ¿Padres e hijos juntos haciendo yoga?….Hmmmm

Después pude comprobar que estaba equivocada con la clase que hicimos abierta a familias en la formación. Y…¿Adivináis cuál fue la primera clase que me solicitaron como profesora después del curso? Sí, yoga en familia. Ahí estaba el universo retándome y demostrándome lo que yo intuía: Que el yoga en familia es lo mejor.

Ver con mis propios ojos a una familia entera bailando, estirando y relajándose juntos, acabando con un abrazo sincero, de amor del bueno, de madre a hijo, o mejor, de hijo a madre. De esos que las madres tanto ansiamos y que con la edad van desapareciendo. La confianza, el cariño, la alegría….Todo se magnifica con el yoga en familia. Y por eso se convirtió en mi clase favorita.

Las familias de hoy en día entran en una dinámica de trabajo, cole, actividades, todo demasiado serio…Tomarse una hora de vez en cuando, dentro de nuestras apuradas agendas, para desconectar del mundo, apagar los móviles y mirarnos a los ojos, estirar, comunicar, respirar y jugar. El yoga hace familia y beneficia a la familia. De vez en cuando, todos necesitamos reconectar también con nuestra familia, maridos, padres, hermanos, abuelos, primas, tías o incluso el perro. Y el yoga en familia es la mejor excusa para ello.

Personalmente, cada vez valoro más a mi familia y creo que el ser humano necesita de sus raíces, de su gente, para saber de dónde viene y adonde va, para encontrar su camino, para sentirse seguro, querido y feliz. Porque al final del día, al final del camino, en los momentos buenos y malos, la familia es la que está ahí. Siempre. Y si respiráis juntos y hacéis yoga juntos, la familia se une más todavía y se convierte en algo invencible y precioso.

Dicen que la felicidad es real cuando es compartida. Y qué mejor que compartirla con tu familia.

¿Adivináis que haré este fin de semana? Compartir lo que aprendí en el curso con un taller de yoga en familia en Arrecife.

family-yoga-3

 

****** ENG ******

When the kids yoga teacher training prof said her favorite class was Family Yoga, I thought…”Parents and kids doing yoga together?” Hmmm…I doubted but then I saw with my own eyes that I was wrong. And guess what was the first class that I taught after the training? Family Yoga. Thank you Universe for sending me these reminders, proof me wrong and make family yoga my new favorite class.

Families nowdays are in a very stressed dynamic with work, school, extra activities, all too serious…No time to play together. Taking one hour for your family, once in a while, to look each other, talk, move, hug and much more…is priceless. Yoga makes family and the family benefits a lot from yoga together. Sometimes we need to reconnect with our family (parents, son, daughters, even the grandparents or dog can come!) and yoga is a good excuse for that.

Personally I realize now everyday how much I love my family. I believe we need our roots, our people, to show us where we come from, where we are going, to feel safe, happy and loved. Because at the end of the day, family is the one that is there, for you, always. And if you take your time to connect, talk, do yoga together, family becomes invincible and amazing.

Someone said “Happiness is only real when shared.” (Into the Wild). And what is best than share it with family.

acrofamily

Share →

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *