OLYMPUS DIGITAL CAMERA

In Lanzarote it’s usually windy…And we are used to it…Wind from the north = We are fine. Wind from the south = We get a bit crazy..disorder..chaos..And suddenly…Silence…Calm…Steadiness…We are overwhelmed, weird, maybe even scared, not knowing what’s going on…And then we realised…AAaahh! It’s just that the wind stopped! Oooh…And then we like it.

That moment of fear to something new…If you never go there…If the wind never stops…You will never see that maybe there is something better waiting for you. Yes…But during that 5 seconds…That moment is shit…And then you love it, you love the calm, steady, pure air…You love your new life.

In the in-betweens is where we get stronger, we connect to the fear, the roots, the old feelings we thought would never come back…Stay strong…Have faith…And remember, that everything is temporary……Pivot that thought into a positive one and allow the good things to come. Don’t put walls, stay open and positive, strong and steady…and this too shall pass.

—SPANISH—

En Lanzarote siempre hay viento…Viento del norte = Estamos bien. Viento del sur = Nos volvemos un poco locos, caos, desorden…De repente…Silencio, calma, como un anuncio de apocalipsis…Hasta nos asustamos…”¡Wow! ¿Qué pasa hoy!? ¿No hay nadie en la calle?! …Hay gente…¿Qué será? Ah! Que no hay viento! ¡Pues qué bien! ¡A disfrutar! Y entonces nos encantan los días sin viento. Los apreciamos mucho más.

Esos segundos de miedo a algo nuevo…Si nunca vas a ese momento…Si el viento no para…Nunca verás que quizás haya algo mejor tras ese periodo de cambio…al otro del miedo. Sí…Ya lo sé…Esos 5 segundos de incertidumbre son UNA MIERDA.

Pero es en esos 5 segundos donde nos hacemos más fuertes, evolucionamos y aprendemos a luchar contra nuestros miedos, manías, contra esos sentimientos que pensamos nunca más volverían. Que me quede como estoy…Hasta que llega el cambio, nos cagamos, y luego vemos que se puede mejorar…Y quizás en ese momento podemos aplicar algo sobre la ley de atracción de Abraham y Esther Hicks. Pivotar ese sentimiento/pensamiento/cague a positivo y dejar que ocurra lo que tenga que ocurrir, permitir, sin resistencia, con la esperanza y positividad de que ese cambio venga por algo, para bien…No crear muros, no bloquearse…Estar abierto y positivo, fuerte y en calma…Y recordar que todo es temporal, que todo esto pasará y probablemente en un tiempo te rías de cuando te daba miedo ese cambio, ese momento. O no, quizás vuelva. Y si vuelve, sabes que es porque tienes algo que aprender, que cambiar, que aceptar…que todavía no has hecho. ¡Suerte compañeros!

 

Share →

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *